31/12/21

QUE VENGA LO MEJOR

 

REFLEXION DE FIN DE AÑO 2021



QUE VENGA LO MEJOR 2022

Directoras de Espacio Orión, Keila Sulich y Analía Santamaria.

¡¡¡¡Que venga lo mejor, para el más alto bien de cada uno!!!!

Hoy hacemos una reflexión para hacer el cierre del ciclo 2020-2021. Tenemos la sensación que vivimos dos años en uno.

Muchos estarán cansados, agotados y a su vez con ganas de renovarse y comenzar el nuevo año con fe, esperanza, alegría de vivir, con proyectos o simplemente con lo mas natural que es disfrutar de lo que la vida ofrece y merecemos.

Fue un período de muchas idas y vueltas de ganancias y pérdidas, de tener que realizar conciencia para aprovechar al máximo lo que nos quedo detenido del año anterior.

Agradecemos a los que nos han acompañado, a los que están a nuestro lado siendo fieles y verdaderos, por aportar el mejor desempeño y alentarnos cuando lo necesitamos.

Las energías nos dicen stop, nos invitan a parar un poco para encontrar nueva dirección, para observarnos interiormente y encontrar lo esencial del Ser con humanidad.

Salir de los pánicos, y fobias que nos atraparon y nos traen desorientación. La energía pide integración. Integrase es regenerarse, es dejar que se fusione y se transforme lo nuevo con lo viejo en una nueva versión.

Debemos orientarnos para encontrar la brújula interior. Hacer un balance para recordar lo mejor y para entregar al universo y al campo cuántico lo que ya no queramos más en nuestra realidad, valorar las experiencias y permitirle al Alma hacer los duelos por los que ya no están entre nosotros.

Por ellos, por ustedes y los que vendrán a nuestras vidas. Brindamos y levantamos las copas muy altas, por un 2022 lleno de energías, integración y proyección. 

¡Que venga lo mejor!

¡¡¡¡Felicidades, #equipoespacioorion.

 


29/12/21

NUTRICION CONSCIENTE

 



Prof. Analía Santamaría

Extracto de clase, primer año Medicina Oriental, Instituto Espacio Orión.

En esta oportunidad queremos contarte la importancia de alimentarnos de forma consciente. Saber seleccionar el consumo de los alimentos acorde al lugar donde nos encontramos y a la estación del año, nos permite cuidarnos y prevenir ciertas enfermedades, y también, puede sonar lógico tomarlo como una decisión medioambiental correcta.

Poner un trozo rico en la boca, masticar y tragarlo es lo último que hacemos consciente al alimentarnos. El resto de saber por qué y para qué comemos o elaboramos ciertas recetas y qué nos producen cuando esa cierta combinación de ingredientes pasa por nuestro aparato digestivo, queda fuera de control y conocimientos.

El aparato digestivo (grupo de órganos y estructuras, con diferentes tipos de células que actúan en conjunto para realizar una función), sabe seleccionar sin pensar, repara daños, compensa faltas y malos tratos que le vamos generando por no apreciar adecuadamente su función. Vamos entonces sintiendo las señales y sensaciones que nos envía nuestro cerebro digestivo.

Por ejemplo, después de comer podemos sentirnos a gusto y relajados, de buen humor, y complacidos con todo, porque nuestro sistema transmite bien estar. Pero después de la transformación y transporte de los nutrientes y energía, puede pasar lo contrario, que nos sintamos llenos, dormidos, pesados, hinchados, con ardor o acidez y como consecuencia, malhumorados.

 ¡Vos elegís! ¿Cómo? Aprendiendo a reconocer tu carácter digestivo.

Cada época o estación del año nos trae frutos y vegetales que pueden acompañar a una buena y nutritiva digestión. Comer en pocas cantidades, cada 4 horas, marcando 5 comidas diarias, masticar bien, tomar 2 litros de agua al día, son algunos de los consejos para mantener una dieta saludable. Diría yo, los principales para cualquier época o estación. 

Para la Medicina Tradicional China, el elemento asociado al verano es el fuego, marcando así una característica Yang de este elemento que simboliza el calor, la actividad o movimiento.

El sol, la naturaleza, nos acercan a las emociones del fuego que son la alegría y la risa. Durante los meses de verano es importante sonreír y estar alegres.

En cuanto a la alimentación también asociamos al fuego el color rojo y el sabor amargo, el intestino delgado y la lengua.

Si nuestro corazón está en equilibrio estaremos saludables, con la mente calma y con un buen descanso.

Por otro lado, cuando el elemento fuego no está equilibrado tendremos falta de alegría (depresión) o exceso de alegría (manías).

Para calibrar el calor veremos tres alimentos claves: té verde, que ayuda a reducir el colesterol; las fresas o frutos rojos ricos en vitamina C, que nos ayudan a absorber el hierro que es muy importante para la nutrición de la sangre; y por ultimo la sandía, que es fresca, calma el calor, la ansiedad, apacigua la mente y el espíritu, hidrata y favorece la diuresis.

Recuerda ciertos placeres para disfrutar en el verano:

  1. ·         Socializarse y salir al exterior
  2. ·         Pasear
  3. ·         Compartir experiencias alegres
  4. ·         Vivir aventuras
  5. ·         Disfrutar de las mañanas frescas
  6. ·         Descansar al mediodía
  7. ·         Acostarse más tarde
  8. ·         Realizar actividades acuáticas
  9. ·         Compartir proyectos creativos

¡¡¡¡FELIZ VERANO!!!!

¡¡¡FELICES VACACIONES!!!



Referencia bibliográfica:

·         “Inteligencia Digestiva: una visión holística de tu segundo cerebro”, Irina Matveikova, 2011.

·         “Los fundamentos de la Medicina China”, Giovanni Maciocia, 2015.

 

 

 

 

 

 

 

17/12/21

NATIVITAS




En estas fechas navideñas, nos conectamos con nuestros sueños para darle forma y realidad.

La Navidad nos da la energía del nacimiento, de lo nuevo en el proceso de la vida, de la transformación.

Tenemos aliados para transitar ese camino, entre Ángeles y seres afines, el espíritu se enaltece y reconforta con su compañía y amor.

Para encontrarnos con ellos debemos detectar dónde comienza el límite de nuestro pensamiento racional y lógico, y dónde termina nuestro mundo convencional y rutinario. Justo allí pasando esos limites nos encontraremos con las sorpresas, los regalos, el asombro y lo nuevo que nos trae el ángel de la navidad “Nativitas”.

Nativitas, nos ilumina con su radiación expandiendo su luz de 7 colores, en especial:

4º Rayo Blanco de Pureza, Purificación Divina y Ascensión.

5º Rayo Rayo Verde de la Consagración, la Felicidad, la Salud y la Vida.

6º Rayo Oro-Rubí de la Provisión Divina y la suministración de toda Prosperidad y cosa buena que ha de venir; éste rayo (colorRojo-Naranja), nos despierta las ganas de comprar y regalar.

Nativitas, desciende cada 21 de Diciembre, día del Solsticio de invierno del hemisferio norte, y Solsticio de verano en el hemisferio sur.

Su patrón electrónico se representa como una "Estrella de Nueve puntas", también llamada "Estrella secreta del Amor".

Si queremos recibir su energía y sus bendiciones podemos colgar en la puerta de nuestras casas o en el interior, una estrella de nueve puntas con la imagen de Nativitas.

Además, cada 21 de diciembre se realizan las “peticiones”, ¡escribiendo la Carta al Espíritu de la Navidad!

Que la llegada de Nativitas, gran Espíritu de la Navidad, ¡nos irradie con su LUZ!

·        Si quieres meditar para sentir el ángel de la navidad puedes inscribirte AQUI

El poder de la constelación


 

Cuando decidimos constelar un hecho desafortunados o trauma, realizar una constelación familiar nos ayuda a sanar, ya que se trabaja desde la vivencia de ese momento y los sentires descargando y liberando cuando es necesario, dejando afuera mucha, mucha, energía e información que ha pertenecido a otros y que dejará así espacio para nueva toma de conciencia e información (creación del futuro) siempre que se pueda llegar.

En esa rejilla, malla familiar y cultural en ese ambiente único en el que nos constituimos, hay toda una trama de historia de nudos, de lazos, duelos que poco a poco conocimos , vamos transitando esa rejilla que nos han dejado para sostenernos y sostener por herencia  dramas, traumas, dolores, que no han sido elaborados y aquí viene “el para qué y el cómo” de una constelación.

Para sanarnos liberando esas memorias y tejer en la rejilla con nuestros propios hilos, tomándonos de cada lazo y relación existentes en nuestras vidas.

La red a la que elegimos venir, y la que vamos haciendo consciente, nos dará el tiempo justo para observar y transformar lo que otros no han podido y que está haciendo nudo, síntoma, dolor en los descendientes. Es por esto que decidimos constelar.

Toda la información que llevamos aún sin saber se hace presente en una constelación aportando conciencia, integración, integridad y amor al sistema como a ti mismo. Es para eso, que vamos a sanar.

Cada constelante elegirá en su momento volverse a situar en el sistema, llevarse a su más allá, co-crear un futuro mejor y es la gratitud la que permitirá su propio lugar en el universo asumiendo lo que sea que haya vivido y tratado hasta aquí. Así es como lo vamos a realizar.

Al volver de una constelación, el lugar en el mundo ya no se ocupa de la misma manera y el cambio se observa en todo el sistema, algunas personas constelaran en secuencias, otros alguna que otra vez.

Cuando se observa desde el terapeuta y constelador, honramos la transformación, cuando nos solicitan constelar elevamos los campos energéticos, y llevamos la constelación al máximo en su resonar armónico donde se abre una nueva vida y la frecuencia del amor recorre a cada ser testigo de la manifestación que ese árbol de la vida expresó para liberar el dolor.

Así, encontrar el punto adecuado para cada sistema familiar dejando a cada uno en su lugar para asumir lo que se deba asumir, dando lugar al centramiento sin interferir en la esfera de los demás.

Es en ese momento donde el campo de la conciencia familiar se siente bien, con su plena dignidad y es esta la solución que cada ser viene a buscar.

Inspirado en “Bert Hellinger”

Terapeuta: Analía Santamaria

Directora de Instituto Espacio Orion especialista en abordaje transpersonal y sistémico

 

 

9/12/21

ALOE VERA

 



El Aloe vera,  también llamado sábila, áloe de Barbados, entre otros, es una especie suculenta. Las hojas pueden medir hasta 50 centímetros de largo por 15 de ancho en ejemplares adultos. Esta es la parte de la planta que se consume y de la cual se pueden extraer sus propiedades. Actualmente, hay más de doscientos cincuenta variedades reconocidas de Aloe, de las cuales solamente cuatro tienen características curativas o medicinales significativas.

Una de las aplicaciones farmacéuticas más antiguamente registrada se puede encontrar en una tablilla sumeria de arcilla del siglo XXI a.C., pero hay informes de dibujos de la planta en las paredes de templos egipcios desde el IV milenio a.C..

Desde la medicina oriental tiene tropismo con el estómago, el intestino grueso y el hígado. La planta tiene un sabor amargo, por eso su principal uso es para la limpieza de la sangre y como el gel de las hojas es útil para la regeneración de las mucosas es muy eficaz en la regeneración de la mucosa intestinal y estomacal.

Dentro de su gran accionar como planta sanadora las principales acciones medicinales son las siguientes:

  • Estreñimiento, trabaja sobre la mucosa intestinal
  • Baja el calor (acidez) en estómago, intestino grueso y estómago
  • Tónico estimulante de las mucosas del cuerpo
  • Purifica y elimina el calor en general del cuerpo, como tuforadas menopaúsicas
  • Es anti inflamatoria
  • Regenera la piel luego de cicatrices o quemaduras
  • Es cicatrizante
  • Alivia los dolores reumáticos
  • Y es adelgazante

Como fórmula galénica, podemos dividir su uso en externo y en interno.

Uso externo:

-         Caspa

-         Acné

-         Conjuntivitis

-         Llagas

-         Psoriasis

-         Quemaduras

Uso interno:

-         Enfriar o congelar para poder manipular mejor y consumir en trozos

-         Como supositorio para el tratamiento de hemorroides

Está contra indicado en:

-         No usar si se está tomando córtico-esteroides

-         Embarazo

-         Lactancia


Es muy importante no cocinar ya que se vuelve tóxico cuando se oxida.


8/12/21

VIRGENES Y SANTAS

 

 El 8 de diciembre se celebra el día de la Inmaculada Concepción de María, nueve meses antes de la celebración de la Natividad de la Virgen, el 8 de septiembre.


Se trata de
un dogma de la Iglesia católica decretado en 1854 que sostiene que la Virgen María estuvo libre del pecado original desde el primer momento de su concepción por los méritos de su hijo Jesucristo, recogiendo de esta manera el sentir de dos mil años de tradición cristiana al respecto.

 

No debe confundirse este dogma con la doctrina del nacimiento virginal de Jesús, que sostiene que Jesús fue concebido sin intervención de varón mientras que María permaneció virgen antes, durante y después del parto.

 

Al desarrollar la doctrina de la Inmaculada Concepción, la Iglesia católica contempla la posición especial de María por ser madre de Cristo, y sostiene que Dios preservó a María desde el momento de su concepción de toda mancha o efecto del pecado original, que había de transmitirse a todos los hombres por ser descendientes de Adán y Eva, en atención a que iba a ser la madre de Jesús, quien también es Dios. La doctrina reafirma con la expresión «llena de gracia» (Gratia Plena) contenida en el saludo del arcángel Gabriel (Lc. 1,28), y recogida en la oración del Ave María, este aspecto de ser libre de pecado por la gracia de Dios.

Traemos aquí una pequeña selección de mujeres, que como madres, que sembraron semillas de santidad en sus hijos.

 



Sin duda, una de las más grandes vocaciones ("sublime vocación" la llamaría San Juan XXIII), es la de ser madre. Y es que son muchas cosas las que la hacen ser única y particular: llevar al hijo en el vientre, el parto y sus dolores, la cercanía con los hijos, las continuas manifestaciones de afecto, etcétera. Y la vocación maternal puede ser todavía más sublime, cuando la madre engendra y educa un hijo que después se convierte en un modelo de vida para la humanidad.

En esta ocasión presentamos una pequeña lista de grupo de mujeres, que, con su ejemplo y vocación, sembraron la fe en Cristo en el corazón de sus hijos.  (Con la clara excepción, en este punto, de la Santísima Virgen María).

 

Santa Ana, madre de la Inmaculada Virgen María, Madre de Dios, cuyo nombre se conserva gracias a la tradición de los cristianos

 

 


 

 

 La Virgen María, los Padres del Concilio de Efeso la aclamaron como Theotokos (Madre de Dios), porque en ella la Palabra se hizo carne, y acampó entre los hombres el Hijo de Dios, príncipe de la paz, cuyo nombre está por encima de todo otro nombre.

El 13 de mayo de 1917, en Portugal. En la localidad de Aljustrel, la contemplación de la que, en el orden de la gracia, es nuestra Madre clementísima, suscita en muchos fieles, no obstante, las adversidades, la oración por los pecadores y la profunda conversión de los corazones.

 


 

Santa Nona de Nacianzo, esposa de san Gregorio el Viejo y madre de los santos Gregorio el Teólogo, Cesáreo y Gorgona († 374).

 


 

 

 

Santa Mónica, muy joven todavía, fue dada en matrimonio a Patricio, del que tuvo hijos, entre los cuales se cuenta a Agustín, por cuya conversión derramó abundantes lágrimas y oró mucho a Dios. Al tiempo de partir para África, ardiendo en deseos de la vida celestial, murió en la ciudad de Ostia del Tíber († 387).

 


 

 

Santa Matilde, esposa fidelísima del rey Enrique I, la cual, conspicua por la humildad y la paciencia, se dedicó a aliviar a los pobres y a fundar hospitales y monasterios. († 968)

 

 


 

 

Santa Isabel de Hungría, siendo casi niña se casó con Luis, landgrave de Turingia, a quien dio tres hijos, y al quedar viuda, después de sufrir muchas calamidades y siempre inclinada a la meditación de las cosas celestiales, se retiró a Marburgo, en la actual Alemania, en un hospital que ella misma había fundado, donde, abrazándose a la pobreza, se dedicó al cuidado de los enfermos y de los pobres hasta el último suspiro de su vida, que fue a los veinticinco años de edad († 1231).








Santa Ángela de Foligno, después de la muerte de su esposo y de sus hijos, siguió las huellas de san Francisco, entregándose totalmente a Dios, y escribió un libro, en donde cuenta las experiencias de su vida mística († 1309).

 

 


 

 

Beata Margarita Pole, madre de familia y mártir, que, siendo condesa de Salisbury y madre del cardenal Reginaldo, fue decapitada en la cárcel de la Torre de Londres en tiempo del rey Enrique VIII por haber desaprobado su divorcio, encontrando así reposo en la paz de Cristo († 1541)

 

 


 

Beata María de la Encarnación Avrillot, ejemplar madre de familia y mujer sumamente devota, que introdujo el Carmelo en Francia, fundó cinco monasterios y, muerto su esposo, abrazó la vida religiosa. († 1618)

 

 

 


 

Santa Luisa de Marillac, viuda, que con el ejemplo formó el Instituto de Hermanas de la Caridad para ayuda de los necesitados, completando así la obra delineada por san Vicente de Paúl († 1660).

 

 


 

 

María de la Encarnación Guyart, siendo madre de familia, después de la muerte de su esposo confió a su hijo, aún pequeño, a los cuidados de su hermana e, ingresando en las Ursulinas, estableció la primera casa de este Instituto en Canadá, distinguiéndose por su actividad († 1672).

 

 


 

Beata Ana María Taigi, madre de familia, que, víctima de la violencia de su marido, cuidó de él y de sus siete hijos, educándolos convenientemente, y se distinguió, además, por su atención a las necesidades espirituales y materiales de los pobres y de los enfermos († 1837).

 

 


 

Santa Joaquina de Vedruna, madre de familia, educó piadosamente a sus nueve hijos y, una vez viuda, fundó el Instituto de las Carmelitas de la Caridad, soportando con tranquilidad de ánimo toda clase de sufrimientos hasta su muerte, que ocurrió por contagio del cólera († 1854).

 

 


 

Santa Celia Guérin, esposa de Luis Martin y madre de santa Teresa del Niño Jesús, que con su marido son ejemplo de matrimonio cristiano († 1877).

 

 

 


 

Santa Gianna Beretta Molla, madre de familia, que, esperando un hijo, no dudó en anteponer con amor la vida de la criatura a la suya propia († 1962).

 

 

 


 

Beata María Corsini (Beltrame Quattrocchi), que, siendo madre de familia, ilustró de modo conspicuo a la familia de Cristo y a la sociedad, viviendo ejemplarmente su vida matrimonial y mostrando su comunión de fe y amor hacia el prójimo († 1965).

 

 

 


 

--------------------------------


Enseñarás a volar...pero no volarán tu vuelo.

Enseñarás a soñar...pero no soñarán tus sueños.

Enseñarás a vivir...pero no vivirán tu vida.

Enseñarás a cantar...pero no cantarán tu canción.

Enseñarás a pensar...pero no pensarán como tú.

Pero sabrás que cada vez que ellos vuelen, sueñen, vivan, canten y piensen...

¡Estará en ellos la semilla del camino enseñado y aprendido!

Madre Teresa de Calcuta

 

En este artículo se presenta información extraída de Catholic.net, Autor: Xavier Villalta A.

 

 


 

CONTADOR DE VISITAS

REIKI

  Hola, soy Cintia Paola Farias, Maestra de Reiki Usui   Seguramente has oído hablar de Reiki o de Equilibrar Chakras ¿pero sabes que es R...