CONTADOR DE VISITAS

1/3/18

Tres tipos de darme cuenta o zonas del darse cuenta:

1) El darse cuenta del mundo exterior. Esto es, contacto sensorial actual con objetos y eventos en el presente: lo que en este momento veo, palpo, toco, escucho, degusto o huelo. En este momento veo mi lapicero deslizándose sobre el papel, formando palabras, escucho un zumbido, huelo el humo de la chimenea,
siento la textura del papel en mis manos y siento en mi boca un fresco
sabor a frutillas.

2) El darse cuenta del mundo interior. Esto es, contacto sensorial actual con eventos internos en el presente: lo que ahora siento desde debajo de mi piel, escozor, tensiones musculares y movimientos, manifestaciones físicas de los sentimientos y emociones, sensaciones de molestia, agrado, etc. En este momento siento presión en el extremo de mi dedo índice izquierdo a medida que sostengo el papel. Siento una sensación desagradable de tensión en el lado
derecho de mi cuello, y en la medida que muevo mi cabeza me
siento un tanto mejor, etc.

Estos dos tipos de darse cuenta engloban todo lo que puedo saber acerca de la realidad presente como yo la vivencio. Este es el terreno sólido de mi experiencia; estos son los datos de mi existencia aquí, en el momento que ocurren. Independiente de como yo u otros piensen o juzguen este darse cuenta, existe y ningún argumento, ni alegato, ni teoría podrán hacerlo no existente.
El tercer tipo de darse cuenta es bastante diferente. Es el darse cuenta de imágenes de cosas y de hechos que no existen en la realidad actual presente.


3) El darse cuenta de la fantasía. Esto incluye toda la actividad mental que abarca más allá de lo que transcurre en el presente: todo el explicar, imaginar, adivinar, pensar, planificar, recordar el pasado, anticipar el futuro, etc.

Y sin embargo dentro de esta fantasía hay una realidad encubierta.
Puedo descubrir más de esta realidad si me concentro en mi fantasía y al mismo tiempo tomo conciencia de mis sensaciones físicas, percepciones y otras actividades mientras hago esto.

Es realmente difícil aceptar que todo existe en el presente momentáneo. El pasado existe tan sólo como parte de la realidad presente, cosas y recuerdos acerca de las cuales pienso como "pertenecientes al pasado". La idea del pasado es útil algunas veces, pero al mismo tiempo es una idea, una fantasía que tengo ahora.

Piense en el siguiente problema: "Pruébeme que el mundo no fue creado hace dos segundos, completo, con artefactos y recuerdos".

Nuestra idea del futuro es también una ficción irreal, aunque algunas veces de utilidad. Tanto nuestra idea del futuro como nuestra concepción del pasado se basa en nuestra comprensión del presente. El pasado y el futuro son nuestras conjeturas acerca de lo que precedió al momento presente y lo que presagiamos que seguirá. Y todo este adivinar ocurre ahora.
Jhon Steven
(ext, El darse cuenta) 
Ahora
Es tan sólo esto.
ningún borrador ni manuscrito
sobreviven para poder especular,
porque los he quemado.
Ninguna edición tiene fecha,

no distingo las impresiones
no numero ni firmo las copias
de modo que lo que sostienes, coleccionista,
no lo apreciarás.
No pongas esto en tu anaquel, crítico,
porque el papel especial se desvanece en el
aire.
Lee, eso es todo;
ahora es el único momento
de tomar la hostia de nuestro sacramento
antes que desaparezca.
Esto es todo lo que hay.
                                                                                  Peter Goblen.
BIENVENIDOS!!!
Espacio Orión Argentina es un centro de atención terapéutica que se basa en el desarrollo integral del ser.
ESPACIO DE TERAPIAS ALTERNATIVAS - HOLÍSTICAS Y MEDICINA ORIENTAL - NATURAL
Tenemos como objetivo principal la capacitación de profesionales y de personas que busquen el autoconocimiento interior. Logrando con los cursos y las sesiones dar cuenta de la existencia total del ser, desde una visión global y universal, sin dejar de lado la responsabilidad ética con respecto a ella.
ENCONTRARAS CAPACITACION - SESIONES - ACTIVIDADES GRATUITAS
Consultas al +54 9 341 5049877 - espacioorion22@gmail.com - Rosario. Argetnina